Homilía del padre Damián

Vivimos en la era de la prisa... del "no llego"... del "me falta tiempo"... "del agobio".

 

Todos nosotros buscamos momentos de paz, de reposo, de silencio... de vacaciones...
 

Las Palabras que nos dirige hoy Jesús nos vienen como anillo al dedo... "Venid... y descansad un poco...".

 

Jesús tenía claro que el descanso era importante para encontrar la paz, con uno mismo, con los demás y con Dios...

 

Jesús veía en sus discípulos, como en nosotros... seres humanos y no objetos de usar y tirar (especie de consumibles )... para Él eran y somos importantes. Él nos ama, nos respeta y nos protege ...

 

Él nos dice hoy que trabajemos intensamente, pero sin descuidar la motivación cuidando nuestra alma con la Oración.

 

- Cuida tu alma con la oración.

 

- Cuida tu cuerpo con el descanso y pon las energías que has encontrado para el alma y para el cuerpo a funcionar.

 

 
REZA - RELÁJATE - Y RINDE ( las tres "R" )

 

Y siempre... Ama..., Ama cuando reces ..., Ama cuando te relajes y Ama cuando rindas... llevando lo que has sentido y experimentado en la oración y en el descanso...

 

La oración, el descanso y la disponibilidad a la hora de trabajar es un buen "cóctel" para este verano en el que todos nosotros buscamos la paz y la tranquilidad de cuerpo y de alma ...