Homilías del padre Damián Tiempo de Navidad C

EL BAUTISMO DEL SEÑOR

 

Durante estos días hemos celebrado 2 manifestaciones de Dios al hombre: El nacimiento de Jesús y la Epifanía del Señor.

Todos nos sentimos queridos y esa necesidad la sentimos desde muy pequeños y se prolonga durante toda nuestra vida...

"Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto".

De aquella experiencia humana de sentirse querido, Jesús tomará fuerza, día a día, para toda su vida...

Es el amor y el sentirse querido la experiencia que más necesitamos para desarrollarnos y crecer... No podemos vivir sin amor, amamos por necesidad, no por obligación o mandato...

Nuestra particular historia de Amor, la de Dios hacia nosotros comenzó precisamente el día de nuestro bautismo, entonces Él marcó nuestra vida para siempre y desde entonces sentimos la presencia de Dios en nuestra vida...

Para sentir esa presencia amorosa de Dios sólo es preciso:

1- Ofrecerle lo que los demás rechazan y no les gusta de nosotros.

2- Ofrecerle lo que está roto en nuestra vida.

3- Ofrecerle lo que hay de "malo" o de "menos bueno" en nosotros (mentiras, perezas, cobardías, crueldades) para que Él nos descargue.

Dios nos ama, es el mayor regalo que nos ha dado junto con el de la libertad...

Jesús pasó por un bautismo de cambio y conversión enseñándonos a nosotros a hacer lo mismo, de corazón, de verdad; como verdaderos hijos suyos que somos...

 

Celebramos hoy uno de esos días que a todos nos ha hecho ilusión en nuestra vida, sobre todo por los regalos que esperada o inesperadamente recibimos...
Hoy nos fijamos en los niños... y sobre todo en un NIÑO (Jesús) ... los niños esperan la llegada de los Reyes sin angustia, con ilusión, con esperanza y con una certeza... vendrán... tan sólo hay que esperar... Y es que lo que en el fondo experimentan es el hecho de sentirse queridos, valorados, recordados...

Los mayores no esperamos así, nuestra espera se desespera con mucha frecuencia... y es que no tenemos esa fe, esa ilusión, esa seguridad de los niños...

Por eso vivimos tristes, estresados, angustiados. No nos atrevemos a pensar que todo irá bien y, terminamos por creer que la vida da más tristezas que alegrías...

A un niño le alegra una pelota... los mayores necesitamos todo el sol para que el corazón se nos descongele...

Hoy miramos a Jesús como los Magos ya que Él es el único que nos da 3 grandes motivos para esperar el gran regalo que es Él...

1- La Certeza de que nos estamos solos en el mundo... Nos ama tanto que vino a ser uno como nosotros.

2- Los problemas humanos los hace suyos y Él tiene tanto interés como nosotros en que esto de la humanidad acabe bien...

3- Él vino para salvarnos y a que entendiéramos que una historia que viene del amor necesariamente ha de ir hacia el Amor.

Hoy se nos invita a buscar, encontrar y adorar a Cristo nuestro Salvador...

Oro--------- Corazón.

Incienso---- Adoración.

Mirra------- Entrega generosa.

 

Nadie duda que hoy es un día grande por 3 motivos.

+ Comenzamos un nuevo año ( ojalá feliz y dichoso para todos... )

+ Celebramos una de las Solemnidades más importantes de la Virgen.

+ Y pedimos especialmente por la PAZ.

Anoche acogíamos en clima de alegría o de recogimiento un nuevo año... Y hoy se nos invita a escribir una nueva página en el libro de nuestra vida mirando a María y aprendiendo de Ella...

María nos enseñará, como modelo y maestra de oración y contemplación, humildad y pequeñez, disponibilidad y servicio a vivir esta año con estos buenos propósitos...

Anoche, y como manda la tradición, pediríamos: SALUD, DINERO Y AMOR.

Hoy como buen propósito, la Iglesia nos pone - LA PAZ (tan querida para nuestros país y para nuestro mundo inmerso en la guerra, la injusticia y el odio... ).

El secreto para conseguirlo nos lo enseña la Virgen (guardando todo en su corazón) dejó que el mensaje de su hijo de humildad, perdón y amor penetrara en su ser y le diera fuerza para trabajar por un mundo mejor, más humano, más justo, más pacífico...

Vivamos este comienzo de año como un regalo de Dios y aprovechemos cada paso que demos por Él como una oportunidad más que se nos concede para vivir amando, amar... dando y dando sin esperar recibir...

 

Sagrada Familia - C -

 
Si algo nos enseña la celebración de la Navidad cada año es el Amor de Dios al hombre que quiso manifestarse precisamente en ese niño que estos días contemplamos...

Y es precisamente esa una de las verdades más profundas... que el ser humano no puede vivir sin Amor... Tanto es así que una vida vivida sin la experiencia del amor (amando y siendo amado) es una vida que carece de sentido...

Hoy recordamos a aquella familia de Nazaret, figura, ejemplo y modelo de todas las familias como imagen de Dios... LA FAMILIA.

* Y es que los cristianos afirmamos que la familia ha sido bendecida por Dios, porque Jesús al nacer y vivir en una familia, precisamente la consagró como institución de vida y amor.

* Y como cristianos y seguidores de Jesús hemos de esforzarnos en vivir los valores que han de darse en toda familia: Amor, Ayuda Mutua, Comprensión, Generosidad, Paz, Perdón,

Virtudes y valores evangélicos expuestos por Jesús en las Bienaventuranzas y que siguen siendo necesarios para superar los contravalores de la sociedad: Ambición, Egoísmo, Insolidaridad, Individualismo, Odio, Indiferencia, Violencia...

Pidamos hoy que Jesús sea siempre Alguien importante en nuestras familias, alguien a quien recordemos, en quien creamos y sobre todo en quien confiemos siempre...

 
Celebramos hoy un día grande, un día feliz, un día lleno de gozo y alegría.

"La Palabra se hizo carne" dirá San Juan... y es que Dios decide por sí mismo abandonar los cielos para estar entre nosotros... ser, vivir, sufrir y morir como nosotros (No se podía, ni quería quedarse lejos de nosotros) El Amor es así...

Este es el Dios de los cristianos... No alguien que de tanta grandeza no nos quepa en nuestro corazón... sino Alguien que se hizo pequeño para estar entre nosotros.

+ Siendo el " Infinitamente - otro" quiso ser " Infinitamente nuestro ".

+ Siendo el " Todopoderoso " compartió nuestra debilidad.

+ Siendo el " Eterno " se hizo tiempo en el devenir de la Historia...

- Desde entonces Dios vino a caminar con nosotros los caminos de la vida y alentarnos... "No temáis ... nos dirá... "

- Desde entonces, el amor de Dios sigue presente en el mundo entero para cada hombre y mujer, anciano, niño o joven que quiera abrirle el pesebre de su corazón...

- Desde entonces, somos llamados a dar el mismo testimonio de amor, generosidad, perdón y cercanía del que tanto nos habló Jesús.

La Navidad, vivida y sentida así se hace el mejor de los anuncios para nuestro Mundo:

- Porque Dios ha apostado por nosotros.

- Porque Dios, a pesar de todo, nos sigue amando...

- Y porque nosotros, con nuestra vida cristiana volvemos a hacer realidad cada día la mejor y más Feliz Navidad...La de Jesús.