Domingo 4º T.O. A

 

Primera lectura

Lectura de la profecía de Sofonías (2,3;3,12-13):

BUSCAD al Señor los humildes de la tierra,
los que practican su derecho,
buscad la justicia, buscad la humildad,
quizá podáis resguardaros
el día de la ira del Señor.
Dejaré en ti un resto,
un pueblo humilde y pobre
que buscará refugio en el nombre del Señor.
El resto de Israel no hará más el mal,
no mentirá ni habrá engaño en su boca.
Pastarán y descansarán,
y no habrá quien los inquiete.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 145,7.8-9a.9bc-10

R/.

 Dichosos los pobres en el espíritu,
porque de ellos es el reino de los cielos

V/. El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente,
hace justicia a los oprimidos,
da pan a los hambrientos.
El Señor liberta a los cautivos. R/.

V/. El Señor abre los ojos al ciego,
el Señor endereza a los que ya se doblan,
el Señor ama a los justos.
El Señor guarda a los peregrinos. R/.

V/. Sustenta al huérfano y a la viuda
y trastorna el camino de los malvados.
El Señor reina eternamente,
tu Dios, Sion, de edad en edad. R/.

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1,26-31):

FIJAOS en vuestra asamblea, hermanos: no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos
aristócratas; sino que, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso.
Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor.
A él se debe que vosotros estéis en Cristo Jesús, el cual se ha hecho para nosotros sabiduría de parte de Dios, justicia, santificación y redención.
Y así —como está escrito—: «el que se gloríe, que se gloríe en el Señor».

Palabra de Dios

Evangelio

Evangelio según san Mateo (5,1-12a), del domingo, 29 de enero de 2017

 

Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,1-12a):

EN aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo:
«Bienaventurados los pobres en el espíritu,
porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los mansos,
porque ellos heredarán la tierra.
Bienaventurados los que lloran,
porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón,
porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que trabajan por la paz,
porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo».

Palabra del Señor

 

 

HOMILÍA DEL PADRE DAMIÁN

 

Hay preguntas que normalmente se contestan negativamente... pero hay una que todos coincidiríamos en contestar afirmativamente:

 

¿Deseas ser Feliz?... y es que, ser feliz es la meta que todos buscamos en la vida.

 

Pero también es cierto que no es fácil acertar a ser feliz... La felicidad no se logra de cualquier manera, no es suficiente con satisfacer los deseos... ni siquiera se puede comprar...

 

Jesús nos hace una propuesta para ser feliz... fue el "programa electoral" "plan de vida" de Jesús y de sus seguidores...

 

1- DICHOSOS LOS POBRES... aquéllos que comparten lo que tienen y no les ata lo que poseen. Los que no andan consumidos por consumir.

 

2- DICHOSOS LOS QUE LLORAN... aquéllos que se solidarizan con el dolor de los que sufren. Conmoverse.

 

3- DICHOSOS LOS HAMBRIENTOS DE JUSTICIA ... aquéllos que buscan lo noble y lo que es bueno para todos...

 

4- DICHOSOS LOS MISERICORDIOSOS... aquéllos que no cierran su corazón a los demás y les saben dar otra oportunidad...

 

Los que entienden y viven eso de "Ámame cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite".

 

5- DICHOSOS LOS LIMPIOS DE CORAZÓN... aquéllos que no se mueven por las segundas intenciones ni por la mentira y son transparentes...

 

6-DICHOSOS LOS QUE BUSCAN LA PAZ... aquéllos que no creen en la violencia ni en la venganza. Los que no vivien siendo eternamente rencorosos...

 

7- DICHOSOS LOS PERSEGUIDOS... aquéllos que en medio de los insultos y calumnias del ambiente, se mantienen firmes y no devuelven mal por mal.

 

Todo esto podemos y debemos ser nosotros, de nosotros depende... Dios así lo quiere... Él nos ayudará... no tengamos miedo...